Escrito por Tendenzias

Hablar con extraños puede hacernos más felices

En el metro, en el ascensor o por la calle, los científicos siempre enfrascados en investigar todo tipo de cosas han descubierto que el hecho de hablar con personas que no conoceos puede contribuir a aumentar nuestra felicidad. En Blogdelamente te contamos más detalles.

viajeros-bus_thumb.jpg

Las personas somos seres sociales pero a menudo en el ascensor o en el metro donde coincidimos con personas extrañas tendemos a quedarnos en silencio. Miramos a la pared o a cualquier lugar sin decir una palabra. Sin embargo hablar con estas personas es una oportunidad que nos puede hacer más felices. Veamos por qué, que dicho así nos puede parecer algo descabellado.

Hablar con extraños y felicidad

  • Nicholas Epley y Juliana Schroeder dos científicos expertos en el comportamiento demostraron que vemos la soledad como una mejor opción que entrar en contacto con personas extrañas, no porque nos guste estar solos, sino debido a que pensamos que otros no quieren hablar con nosotros. Como resultado nos perdemos la oportunidad de hacer viajes solos, o pasar una mañana más agradable o incluso hacer nuevos conocidos que pueden llegar a ser amigos.

La investigación

Los científicos contactaron con mas de 100 pasajeros de la estación de tren en Homewood, Illinois que iban a emprender su viaje, los dividieron en tres grupos.

1- Un grupo recibió instrucciones para entablar una conversación con un desconocido durante el viaje

2-El segundo grupo se le pidió que se quedar en silencio

3-Al tercer grupo se le dijo que hiciera lo que haría normalmente después de su viaje.

Todos los participantes completaron una encuesta, antes y después de su viaje donde mostraban su estado de ánimo sobre lo agradable, productivo y feliz que sentían sería su viaje (antes y luego cómo había sido).

  • Los resultados revelaron que el primer grupo, los que tenían que conversar con uno o varios extraños tuvieron un viaje más feliz y se sentían más productivos. Hablaron en promedio unos 14 minutos con personas que no conocían. Lo curioso es que  cuando se les pidió que rellenaran una encuesta que predecían sus estados de ánimo antes de iniciar el estudio cuando se les preguntó como se sentirían si tuvieran que hablar con extraños durante un viaje, muchos de ellos asumieron que hablar con extraños haría su viaje menos agradable, productivo y feliz. Todo lo contrario a lo que sucedió.

viajar-en-tren_thumb.jpg

  • El segundo grupo rellenó una escueta donde tenían que predecir su sus niveles de felicidad en cada una de las tres situaciones (hablar con extraños, quedarse en silencio  o hacer lo que habitualmente hacían cuando viajaban).
  • Epley y Schoroeder los dos científicos expertos en el comportamiento diseñaron un experimento similar para viajeros de autobuses. Se les pidió a los participantes que calificaran el interés de los extraños en hablar con ellos. Una vez más lo que la gente pensaba no tenía nada que ver con lo que pasó. La gente pensaba que ellos si tenían interés en hablar con personas desconocidas pero que estas personas no tenían interés en hablar con ellos.
  • En otro experimento llevado a cabo en una sala de espera, personas fueron entrevistadas antes y después de haber entablado conversación con otras personas desconocidas por casualidad. Ellos comentaron que se sentían más felices después de estas conversaciones que no esperaban. Los resultados se publicaron en el Journal of Experimental Psychology.

¿Por qué tendemos a callarnos en presencia de extraños?

  • Epley y Schroeder comentan que tendemos a callarnos en presencias de desconocidos porque entendemos mal las consecuencias de involucrarnos con alguien que no conocemos. Suponemos de forma errónea que la gente está en silencio en los trenes porque quiere desconectarse, por lo que nos encontramos en paz con nuestra soledad.
  • Pero según dicen los científicos al hacer esto nos exponemos a la llamada ignorancia pluralista, esto es cuando la mayoría de la gente rechaza algo de forma privada pero asumen la conducta porque piensan es lo que se debe hacer. Esto es que la gente en realidad le gustaría hablar con otras personas que no conocen pero asumen que esto es algo incorrecto y que otros no querrán.

el-hombre-ms-buscado2_thumb.jpg

  • Según los científicos que llevaron a cabo este estudio, la mejor manera de romper esta barrea de comunicación es a través de la experiencia. Con cuantas más personas desconocidas hablemos en distintas situaciones, como en el metro, en el ascensor o en una fiesta nos daremos cuenta que romper el hielo es algo que nos ayuda y  que conversar con otras personas que no conocemos nos hace sentir mejor.

Si te ha gustado el artículo puedes hacer click sobre el botón de Facebook, Twitter o de Google+, (justo abajo de la página), me ayudarás a difundir el artículo. Gracias por leer Blogdelamente.com☺

Fuente|http://blogs.discovermagazine.com/

Fotos|http://madamenoire.com/

blogdelamente

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos