La privación del sueño aumenta la compra de alimentos al día siguiente

Un estudio realizado por la universidad de Uppsala en Suecia y publicado en la revista oficial The Obesity Society, demuestra que las personas que han estado privados de sueño durante una noche, tenían mas hambre al día siguiente y compraban más comida que de forma habitual. ¿Alguna vez has estado de fiesta toda una noche, […]
Más imágenes debajo
X Cerrar

Un estudio realizado por la universidad de Uppsala en Suecia y publicado en la revista oficial The Obesity Society, demuestra que las personas que han estado privados de sueño durante una noche, tenían mas hambre al día siguiente y compraban más comida que de forma habitual.

La privación del sueño aumenta la compra de alimentos del día siguiente

¿Alguna vez has estado de fiesta toda una noche, apenas has dormido y tenias un hambre tremenda? Un estudio parte de esta base para saber si compramos más alimentos ricos en calorías al día siguiente tras no haber dormido.

Falta de sueño aumento del apetito

El grupo de investigación de la universidad de Uppsala quería confirmar si entre la falta de sueño podía afectar a o cambiar la compra de alimentos de una persona. Según uno de los investigadores Colin Chapman

La hipótesis es que el impacto de privación del sueño sobre el hambre afecta a la toma de decisiones sobre todo con respecto a la comida. Los individuos que no han dormido tienen un aumento de la hormona grelina que es responsable del aumento del apetito. De esta forma las personas privadas de sueño tienen menor autocontrol para evitar compras compulsivas de alimentos calóricos.

La investigación

✔Colin Chapman, Cristian Benedict y su equipo estudiaron a 14 hombres que tenían un peso normal. Entre estos 14 había personas sujeatas a privación de sueño y otros que habían dormido. Les dieron un presupuesto fijo (unos 50 $). Se les dieron instrucciones para que compraran todo lo que pudieran con un máximo de 40 elementos. Entre los alimentos tenían que comprar 20 ricos en calorías y otros 20 ligeros o bajos en calorías.

La privación del sueño aumenta la compra de alimentos del día siguiente

TE PUEDE INTERESAR...

✔Los precios de los alimentos ricos en calorías eran variados para determinar si la privación total de sueño afecta a la flexibilidad de la compra de alimentos. Antes de irse a comprar todo el grupo se tomó un buen desayuno, por esto de que no fueran con hambre atrasada a realizar sus compras.

Los resultados

✔Los hombres que privados de sueños compraron un 9% más de calorías y más gramos, 18% de alimentos que los que habían dormido la noche anterior. Los investigadores también midieron los niveles en sangre de grelina, encontrando que las concentraciones de la hormona eran más altas después de la privación de sueño, sin embargo tiempo después cuando ya ha descendido y habiendo tomado un buen desayuno las personas privadas de sueño seguían comprando más alimentos que las que habían descansado.

✔Esto sugiere que intervienen otros mecanismos como la compra por impulso (que sería lo que aumenta el nivel de compra de alimentos, más que la subida de la hormona grelina)

Colin Chapman investigador de este proyecto

Nuestro hallazgo proporciona una sólida justificación para que las personas que se preocupan por su peso y las calorías mantengan un horario de sueño saludable normal.

La investigación

✔Colin Chapman, Cristian Benedict y su equipo estudiaron a 14 hombres que tenían un peso normal. Entre estos 14 había personas sujeatas a privación de sueño y otros que habían dormido. Les dieron un presupuesto fijo (unos 50 $). Se les dieron instrucciones para que compraran todo lo que pudieran con un máximo de 40 elementos. Entre los alimentos tenían que comprar 20 ricos en calorías y otros 20 ligeros o bajos en calorías.

La privación del sueño aumenta la compra de alimentos del día siguiente

✔Los precios de los alimentos ricos en calorías eran variados para determinar si la privación total de sueño afecta a la flexibilidad de la compra de alimentos. Antes de irse a comprar todo el grupo se tomó un buen desayuno, por esto de que no fueran con hambre atrasada a realizar sus compras.

Los resultados

✔Los hombres que privados de sueños compraron un 9% más de calorías y más gramos, 18% de alimentos que los que habían dormido la noche anterior. Los investigadores también midieron los niveles en sangre de grelina, encontrando que las concentraciones de la hormona eran más altas después de la privación de sueño, sin embargo tiempo después cuando ya ha descendido y habiendo tomado un buen desayuno las personas privadas de sueño seguían comprando más alimentos que las que habían descansado.

✔Esto sugiere que intervienen otros mecanismos como la compra por impulso (que sería lo que aumenta el nivel de compra de alimentos, más que la subida de la hormona grelina)

Colin Chapman investigador de este proyecto

Nuestro hallazgo proporciona una sólida justificación para que las personas que se preocupan por su peso y las calorías mantengan un horario de sueño saludable normal.

La privación del sueño aumenta la compra de alimentos del día siguiente

Se necesitan estudios de seguimiento para analizar si también existen cambios inducidos por la privación de sueño parcial en la compra de alimentos. Sin embargo no hay duda que la privación total de sueño influye en nuestro comportamiento y también en la toma de decisiones. Somos más vulnerables a la compra por impulso.

Una buena idea sería nunca vayas a comprar alimentos si no has dormido el día anterior, sería una forma de evitar llenar el carro o la cesta con alimentos calóricos que seguramente no compraríamos en otro momento.

Si te ha gustado el artículo puedes hacer click sobre el botón de Facebook, Twitter o de Google+, (justo abajo de la página), me ayudarás a difundir el artículo. Gracias por leer Blogdelamente.com☺

Fuente|http://www.sciencedaily.com

Fotos|foriweb.com/

También te puede interesar