Escrito por

Cleptomanía, piromanía y otros trastornos del control de impulsos

La cleptomanía, el juego patológico o la piromanía son trastornos del control de impulso conocidos. Hay otras categorías que son menos conocidos como la tricotilmanía (arrancarse pelo de forma compulsiva) o la dermatilomanía (pellizcarse la piel de forma compulsiva). En Blogdelamente os contamos más sobre los trastornos del control de impulsos.

arrancarse-pelo.jpg

¿Qué son los trastornos del control de impulsos?

Estos trastornos se caracterizan por tener generalmente causas desconocidas, el sujeto siente un deseo irrefrenable de llevar a cabo ciertas conductas aunque sepa que son dañinas para el mismo u otras personas, mientras las hace se siente liberado pero luego se puede sentir culpable, aunque no es capaz sin ayuda de refrenar sus impulsos. Los trastornos de control de impulsos están dentro de los trastornos psiquiátricos según el DSM IV TR. Existen distintas categorías en el DSM IV (El Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría)

Cleptomanía

  • Robo de forma repetitivo e incontrolado de objetos que la persona no necesita para su uso personal y que generalmente no tienen por qué ser valiosos. Puede ser todo tipo de objetos incluso los más absurdos.

cleptomania.jpg

  • Suele iniciarse en la adolescencia o la edad adula. La persona siente una emoción intensa antes de cometer el robo, y luego una intensa culpabilidad y vergüenza. Los objetos que roban los suelen acumular, los tiran o incluso los pueden dejar tirados en cualquier lugar. Es decir no se roba por el valor de los objetos sino por sentir la emoción asociada al acto de robar.

Piromanía

  • Este trastorno se caracteriza porque la persona prende fuego de forma deliberada y repetitiva todo tipo de objetos, puede ser árboles, vehículos,  mobiliario urbano.
  • La persona siente fascinación por cometer estos incendios, sufre un subidón emocional. Siente placer al ver algo quemarse así como de participar/presenciar luego en sus consecuencias.

  • El pirómano no quema las cosas por intereses económicos, ni porque sufra un trastorno maníaco, disocial o antisocial de la personalidad. Sufre una falta de control de impulsos que le lleva a repetir su conducta.

Juego Patológico

  • O ludopatía, la persona manifiesta un deseo irrefrenable de jugar, como una adicción. La ludopatía es una enfermedad crónica y recidivante (que parece se ha superado pero vuelve a reaparecer)

Adiccin-al-juego.jpg

  • El juego patológico suele afectar más a los hombres. El juego compulsivo afecta a la vida laboral, familiar y social de la persona, tal como ocurre con otras adicciones. Muchos jugadores compulsivos a su vez tienen otras adicciones como alcohol, tabaco o otras drogas.
  • Desgraciadamente las personas con este tipo de conducta son proclives a cometer delitos para lograr dinero como robos o malversaciones de fondos.

Adicción al juego1

Tricotilomanía

  • Es la conducta recurrente de tirarse del pelo (de cabeza, cejas  otra parte del cuerpo) con resultado de pérdida de cabello. La persona no puede controlar dicha conducta y experimenta tensión cuando se resiste. Cuando se tira del pelo siente bienestar y alivio. Es un trastorno más común de lo que parece.
  • La incidencia está entre el 1-3%, aunque la gran mayoría de personas que lo sufre no busca tratamiento. Este trastorno afecta al día a día en el trabajo, con la familia y en otras situaciones sociales.

Trastorno explosivo intermitente

  • Se caracteriza por estallidos de ira recurrentes, puede ser contra objetos o contra personas. Estos estallidos de violencia son desproporcionados con respecto a factores externos y no se pueden explicar por otro trastorno psiquiátrico.
  • Quienes sufren trastorno explosivo intermitente no pueden frenar sus estallidos, que suelen ser de corta duración, generalmente menos de 30 minutos y varias veces al mes.

ira_thumb.jpg

  • La persona siente mucha angustia por no poder controlar su conducta. Este trastorno afecta a su día a día en su trabajo, familia o con sus amigos. A menudo hay problemas legales al romper cosas en la calle de otras personas o al provocar peleas o altercados golpeando a personas y rompiendo cosas.

Trastorno de impulsos no especificado

  • Se incluyen en este apartado los trastornos de control de impulsos que no cumplen los criterios detallados en los tipos anteriores. Como la dermatilomanía o impulso patológico de pellizcarse la piel. Se caracteriza por el impulso irrefrenable de pellizcarse la piel aun con el riesgo de hacerse daño. Aún no aparece como un trastorno definido tal como la piromanía o la cleptomanía porque los investigadores dudan si está relacionado con un trastorno obsesivo compulsivo o es más similar al trastorno por abuso de sustancias.

arrancarse-pelo

Si te ha gustado el artículo puedes hacer click sobre el botón de Facebook, Twitter o de Google+, (justo abajo de la página), me ayudarás a difundir el artículo. Gracias por leer Blogdelamente.com☺

Fuente|http://www.psychiatrictimes.com

Fotos|http://deti.mail.ru/

https://www.ereverev.co.il/

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

Centro de preferencias de privacidad

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?